Las Mujeres y el Sueño

Home >> Las Mujeres y el Sueño

y psicológicos para las mujeres aunque los síntomas de menopausia varían de mujer a mujer. Durante la perimenopausia o fase de transición, los ovarios de una mujer gradualmente (a través de varios años) disminuyen la producción de estrógeno y progesterona. Si a una mujer le remueven los ovarios quirúrgicamente (ooforectomía), los períodos terminan abruptamente y los síntomas de menopausia empeoran. Un año después de que los períodos menstruales han terminado, una mujer llega a la menopausia, en promedio cerca de los 50 años de edad. Desde la perimenopausia hasta la posmenopausia, las mujeres reportan la mayor cantidad de problemas de sueño y relacionados al sueño. Los más importantes incluyen sofocos de calor, trastornos del estado de ánimo, insomnio y respiración desordenada durante el sueño (como lo es la apnea obstructiva del sueño). Los problemas del sueño con frecuencia están acompañados por depresión y ansiedad.

En general, las mujeres en posmenopausia están menos satisfechas con su sueño y como el 61% reporta síntomas de insomnio. Se ha encontrado que roncar es más común y severo en mujeres posmenopáusicas. Roncar, junto con pausas en la respiración son señales de un trastorno del sueño más serio, apnea obstructiva del sueño (OSA).

Los cambios y disminución de los niveles de estrógeno causan muchos de los síntomas de menopausia incluyendo los sofocos que son inesperadas sensaciones de calor en todo el cuerpo acompañadas de sudor. Usualmente comienzan alrededor de la cara y se expanden al pecho afectando a entre el 75 – 85% de las mujeres cerca de la menopausia. Antes del sofoco de calor, la temperatura del cuerpo aumenta y hay tendencia a despertarse. Los sofocos de calor duran un promedio de tres minutos lo que conduce a peor eficiencia del sueño. La mayoría de las mujeres experimentan éstos por un año, pero como el 25% tiene sofocos por cinco años. Mientras que el tiempo total de sueño puede no estar afectado, la calidad del sueño sí. Los sofocos de calor pueden interrumpir el sueño y los despertamientos frecuentes causan fatiga al día siguiente.

Se ha encontrado que el tratamiento con estrógeno (Terapia de

Learn about how sleep impacts your health
Powered by National Sleep Foundation